Trofeo Locomotora Fabián Roncero 2014


Publicado por Daniel Lanza García el 18/3/2014

Natación, Aguaverde

Habían pasado más de 13 años desde que tomé la decisión de dejar la natación por el tenis, y en el día de hoy volví a formar parte de una competición por relevos. La competición se celebró en el CDM Fabián Roncero.

Fue una competición bastante peculiar. Éramos 16 equipos y dos equipos tenían que nadar en la misma calle de una piscina de 25m. Los dos equipos empezaban en los extremos opuestos, y siempre se tenía que nadar en el mismo lado para evitar posibles colisiones. Los relevos se componían de 10 miembros, y cada nadador tenía que nadar las distancias de 400, 200, 100 y 50 metros.

Listos para comenzar en la calle 5

Yo soy un nadador diésel al que no le gusta nada las distancias explosivas, pero era una buena oportunidad para testearme. Mis pronósticos eran 6:15 para los 400, 3:00 para los 200, 1:25 para los 100 y 0:35 para los 50m.

Llegué puntual a la piscina, pero Ero llegó antes. Estuvimos esperando y charlando mientras el resto de los componentes llegaban. Tuvimos nuestro momento de tensión, ya que cuando éramos 8 nadadores, todavía faltaban Alexoira y Maisa. Ya estábamos planeando en convertir a nuestros cronometradores en nadadores, pero afortunadamente llegaron en el último momento.

Era el momento de tomar la decisión de nuestro orden de salida. Nuestra estrategia fue que los mejores nadadores tenían que empezar, pero debido a que no todos fuimos puntuales, las últimas posiciones fueron según el orden de llegada, ya que no podíamos inscribir a los nadadores si no estaban presentes. Finalmente el orden del equipo Aguaverde fue el siguiente:

Equipo Aguaverde

Comenzó el calentamiento, y nadé unos 500m para volver a coger un poco el ritmo, ya que llevaba dos semanas sin nadar.

Los nadadores fueron saliendo de la piscina y tomando posiciones de salida.

Comenzó la competición, y mientras se iba acercando mi turno, los nervios de la competición iban en aumento. Me aproximé al bordillo y cuando tocó la pared mi compañero Fabi, me lancé a por mis primeros 400m. Desafortunadamente no tenía tanteados mis ritmos, con lo que empecé a un ritmo bastante elevado en los primeros 100m. Era consciente que tenía que aflojar, y poder acabar con un ritmo decente y constante. Mi tiempo final fue de 6:00. Muy buen resultado ya que mejoré en 15 segundos con respecto a mi pronóstico.

Equipo Aguaverde

Pasamos a la segunda parte. Eran 200 metros, y esta vez supe escoger un ritmo apropiado. Mi tiempo resultante fue de 2:50, 10 segundos por debajo de lo que me esperaba.

Comenzaron los sectores explosivos. A partir de aquí no había más remedio que darlo todo y acabar sin gas. Mis tiempos fueron 1:17 en 100, y 0:35 en 50 metros. Muy sorprendido con mi tiempo en los 100, aunque en los 50 es una distancia muy corta para mejorar la marca.

Tiempos parciales de cada componente (Dalanz)

Finalmente el equipo Aguaverde obtuvo el 5º mejor tiempo de 16 equipos, y el mejor si sólo se comparaban los equipos de triatlón. Además, a nivel personal muy satisfecho con mi rendimiento a pesar de que nunca entreno series, ya que siempre hago tiradas largas y técnica una vez por semana.

En estos momentos no sé cuál va a ser mi próxima prueba, ya que estoy pasando por una rotura de fibras justo debajo del gemelo de mi pierna derecha. Esta lesión me impide correr, pero afortunadamente puedo hacer salidas en bici sin sentir ninguna molestia. Mi idea es guardar las zapatillas en el armario hasta Semana Santa, y seguir preparando poco a poco la bici para mi prueba objetivo de esta temporada: el Medio Ironman de Valle de Buelna.