Triatlón Juarros de Voltoya 2014


Publicado por Daniel Lanza García el 1/6/2014

Triatlón

Llegó la hora de un triatlón olímpico sin drafting para comprobar mi estado de forma antes del medio ironman de Valle de Buelna. El triatlón de Juarros de Voltoya se celebró el pasado 31 de mayo con las características de ser una prueba sin drafting y distancia olímpica (1300m - 40km - 10km).

Llegué con puntualidad al pueblo donde se iba a celebrar la prueba, aunque ya me encontré con algunos compañeros de equipo comiendo pasta en un tupperware. Yo ya había comido justo antes de salir de casa para hacer bien la digestión, aunque me comí un plátano antes de preparar el material.

Según iba avanzando el día, el equipo de Aguaverde se iba rejuntando, y tuve la oportunidad de conocer a más integrantes del equipo, ya que en esta ocasión solo conocía a Manu, Iván, Concha, Jota y Maisa.

Bici en el Triatlón Juarros de Voltoya

Eran ya las 3 de la tarde, y según el tríptico, se tenía que empezar a repartir los dorsales, pero no fue así ya que empezaron a repartirlos con más de media hora de retraso. Mientras estábamos esperando en la fila de los dorsales, el día se estaba poniendo cada vez peor (viento y lluvia), y la única frase que se escuchaba en la fila era: “Qué frío hace!!”.

Además, hubo un conflicto con mi dorsal. Según el listado de inscritos, me correspondía el número 334, pero ya un participante se había llevado ese número, con lo que corrí con el número que le correspondía. Esto me molestó demasiado, ya que en la clasificación mis parciales no iban a ser coherentes, pero por lo menos tengo a mi querido Garmin que me mide con precisión cada uno de los sectores :-)

Una vez con el dorsal, el gorro y las pegatinas de la bici, me fui al coche para entrar en calor, y después de 15 minutos, comencé a preparar la bici para dejarla en boxes.

Entré en boxes con mis datos, y tuve que explicar a los jueces mi conflicto con el dorsal, con lo que tuvieron que pintarme con rotulador el número que me correspondía (vaya chapuza!!). Cuando ya estaba dentro, colgué mi bici junto a las de mis compañeros del equipo Aguaverde, ya que estábamos todos situados en la misma zona. Me puse el traje de neopreno y me fui directamente al embalse para calentar.

Comenzó la prueba!! Inicié la natación en la parte derecha, ya que nos fueron colocando según el número de dorsal. Afortunadamente, pude comenzar en primera línea de salida y nadar con comodidad y sin golpes. En este momento, es cuando pensé que menos mal que pusieron un límite de 150 participantes, porque si llegaría haber más de 200 la natación hubiese sido otra cosa.

Nadé con comodidad durante todo el sector con un ritmo constante. Destacaría que no me gustó nada el giro de la primera boya porque se tenía que hacer de pie debido a su pequeño calado, y el giro de la segunda porque no había mas que algas (o de mierda), y resultaba muy incómodo nadar.

Entré a la T1 en el top 20, con lo que puedo decir que realicé una buena natación. Me quité el neopreno, y salí lanzado a por el sector de la bici.

Acoplado en la primera vuelta

Acoplado en la primera vuelta

El circuito de la bicicleta era totalmente llano, pero con lluvia, viento y frío. Era un circuito de dos vueltas. Cuando se iba en dirección suroeste, se iba con un poco de viento a favor y una pequeña rampa, y en el sentido contrario con las sensaciones contrarias (viento en contra y rampa favorable). En ocasiones la lluvia hacía hasta daño en los brazos, pero había que aguantar.

Me sentí cómodo con mis acoples, ya que hasta esta prueba no estaba todavía acostumbrado. Aunque en realidad, se notaba la diferencia de los triatletas que iban con cabras, ya que cuando iban con viento en contra y cuesta abajo, me adelantaban con mucha facilidad. No se puede pedir más con una bici de ruta china y unos acoples :-)

Tuve problemas en los giros de 180º, ya que no soy muy hábil con las curvas bruscas, por lo que en ocasiones tenía que sacar el pie izquierdo para tener mejor inercia en el giro. Lo único bueno de estos giros, es que podía controlar mi puesto en la clasificación, ya que iba contando uno a uno los participantes que tenía delante.

Llegué a la T2 habiendo hecho un parcial de bici muy bueno (velocidad media de 35km/h). Mi posición en ese momento era la 35º y el segundo integrante de Aguaverde. Manu, que iba primero, estaba luchando por el podio, y Fran estaba justo detrás de mí.

Llegada a la T2

Cometí un error garrafal durante la bici, ya que no bebí nada de agua. Cuando deposité la bicicleta y ya estaba listo para correr, agarré el bidón y le eché un buen trago. Afortunadamente, este error no tuvo incidencias en mi rendimiento, pero podría haber ocurrido.

Salida de la T2

Salí de la T2 y llegó la hora de correr un 10k. En este instante me di cuenta que me encontraba muy cómodo corriendo después del esfuerzo en bici, y seguro que fue gracias a mis entrenos del viernes por la tarde justo después del curro (80km bici hasta Soto + 5km de transición).

Como perdí un poco de tiempo bebiendo agua del bidón de la bici, Fran comenzó la carrera a pie por delante de mí. Poco a poco le iba recortando, y una vez completada la primera vuelta, estuvimos corriendo emparejados. Quizás aumenté un poco el ritmo de carrera sin darme cuenta, con lo que dejé atrás a Fran unos pocos metros, pero luego entre que hubo una pequeña ligera reducción de mi ritmo y que Fran aceleró, recuperó el margen que le había sacado y llegó a meta unos 30 segundos antes que yo.

Carrera a pie

Carrera a pie

Llegada a meta

Durante la carrera a pie hubo de todo (lluvia, viento y sol), pero por lo menos el impacto meteorológico no fue tan alto como en la bici.

Me quedé muy sorprendido de mi ritmo de carrera a pie. La distancia de 11,1km la finalicé con un ritmo de 4:12 min/km, y lo mejor de todo fue que no noté muchos síntomas de cansancio justo después del sector de bici.

Finalicé en la posición 35 y el equipo Aguaverde finalizó en segunda posición. Por primera vez logré puntuar como integrante de Aguaverde, ya que entré en 3º posición por detrás de Manu y Fran.

Aguaverde

Y como se merece, el equipo Aguaverde finalizó con una cena para recuperar las fuerzas!!

Cena Aguaverde

Ahora, es momento de recuperarse de la competición y centrarse en una única fecha: 28 de junio (Triatlón Valle de Buelna). Seguiré con mi entreno estrella de los viernes por la tarde (80km bici + 5km pie) y luego lo que pueda entrenar durante la semana cuadrando horarios.

Mis agradecimientos a Pathy por el gran reportaje fotográfico!! Muchas gracias!!

Un saludo y a seguir entrenando!!