Triatlón MD Canet 2014


Publicado por Daniel Lanza García el 22/10/2014

Triatlón

Después de casi dos años de parón a nivel competitivo, finalicé una nueva temporada llevando unos colores totalmente distintos a los que la gente de mi tierra estaban acostumbrados. Unos colores que he llevado con mucha ilusión en una nueva trayectoria deportiva, y que sobre todo he disfrutado y dado todo lo que he podido en cada competición.

Además, no puedo cerrar una temporada mejor que esta con este resultado: 3º puesto en la categoría 25-29M en el triatlón de larga distancia de Canet!

Podio Aguaverde

Parece que la media distancia es mi fuerte y siempre he pillado chapa. Mi anterior prueba fue el Triatlón de Buelna en 2009 y quedé campeón regional SUB-23M. ¿Repetiré en la siguiente?

Psicológicamente no estaba muy animado, ya que la temporada se me estaba haciendo demasiada larga. Sin embargo, físicamente estaba totalmente preparado para afrontar el último reto de la temporada.

Llegué a Canet el día antes de la prueba. Las condiciones meteorológicas eran inmejorables. Parecía ser un fin de semana veraniego en pleno mes de junio. Condiciones en las que disfruté con un paseo en la orilla de la playa de Canet. Y para finalizar el día pre-prueba, reconocimiento del circuito de bici junto con mis compañeros de equipo Garry y Archy.

En el día de la competición tocó madrugón. La salida de la prueba era a las 9:30am, con lo que había que desayunar sobre las 7am para hacer una buena digestión.

Todo el equipo Aguaverde salió en bici a las 8am del hotel hasta el emplazamiento de la prueba. Así se comprobó que no había ningún problema mecánico en nuestras herramientas de guerra.

Equipo Aguaverde

En la entrada a boxes, teníamos que depositar un papelito con toda la información de marcas y modelos de bici y neopreno. Yo tenía un problema con mi bici china, porque ¿cuál es su marca? Menos mal que hace un mes la bauticé con unas pegatinas que llevan mi nombre, así podía ser diferenciada del resto.

Dejé todo el material en el lugar que me correspondía. Los boxes eran bastante amplios, y cada triatleta tenía suficiente espacio para dejar el resto de material entre las bicis.

Una vez puesto el neopreno, me acerqué al mar para efectuar algunas brazadas, y así saber la sensación térmica en el agua y observar la pendiente en la playa.

Nos empezaron a llamar para situarnos en la línea de salida. La categoría élite salía 4 minutos antes, y a continuación todos los grupos de edad.

Pistoletazo de salida y al agua!!

Había que realizar un circuito de dos vueltas efectuando un giro en la arena. El mar estaba plato y transparente, y además el sol saliendo del Este. Un lujazo!!

Salí en primera línea de salida. No tuve ningún golpe con ningún triatleta, ya que poco a poco me iba yendo en solitario por la zona donde empecé. Me fui desviando a la izquierda para seguir la espumilla de la cabeza, aunque tampoco no quería obsesionarme con seguirles.

El primer giro lo efectué sin complicaciones. Realicé alguna brazada de espalda para ver si tenía algún triatleta a mis pies. Tenía un grupillo perseguidor a un par de metros, mientras que el grupo de cabeza lo tenía cerca, pero una vez alcanzada la segunda boya la diferencia se incrementó un poquito.

Era el momento de regresar a tierra para finalizar la primera vuelta. Ahora es cuando piensas: ¡Qué bien que me lleva la corriente generada por el oleaje! Pero eso era mentira, no había nada de oleaje, así que tocaba remar como en los otros tramos.

Giro en la arena y comenzó la última vuelta.

Me veía con buenas sensaciones. No me veía muy fatigado, con lo que tenía que seguir manteniendo el mismo ritmo de la primera vuelta. No tuve ningún acontecimiento, lo único a destacar que logré alcanzar a la cola de león, que salió 4 minutos antes.

Comenzó la T1 y estaba en el top 20!!

Un acceso perfecto desde la playa a boxes en una larga alfombra. Localicé sin problemas mi bici. Mi compañero Garry ya estaba a punto de salir cuando llegué. Intercambiamos ánimos y después cada uno a su carrera. Me quité el neopreno, me coloqué el casco, gafas, dorsal y ¡¡los calcetines!! Sí, preferí llevar calcetines para evitar posibles rozaduras durante la prueba.

El circuito de bici eran 4 vueltas sobre un territorio totalmente llano. No había ninguna subida, con lo que había que escoger un ritmo tope para mantenerlo durante los 90km. Como no llevo ni potenciómetro ni pijadas, el factor limitante lo establecí en la velocidad (34km/h).

Como aporte energético, llevaba dos higos secos, y una barrita y un gel que dio la organización.

El circuito de bici podía ser muy traicionero. Era un circuito muy rápido, y yo quise centrarme en el limitante de la velocidad para llegar en unas buenas condiciones en la media maratón, ya que se puede perder mucho tiempo si se hace una media maratón en unas malas condiciones.

Finalicé la primera vuelta de bici, y no tuve ningún problema de adaptación. Al pasar por primera vez en el punto de avituallamiento, agarré un bidón de agua. El calor ya empezaba a apretar, con lo que de vez en cuando me echaba el agua para refrescarme.

Bici en el Triatlón de Canet

Había que realizar un balance en el inicio de la segunda vuelta y verificar si mi ritmo era el adecuado. Las piernas me iban bastante bien sin ningún problema, y tenía una certeza del 100% de que podía finalizar la bici manteniendo ese ritmo.

Me comí los dos higos durante la segunda vuelta acompañados de un buen trago de agua. Mi cabeza decía ¡qué bien que ya tenemos fuel para rato!

Regreso al pueblo y agarro otro nuevo bidón para beber y ducharme. Como novedad en esta vuelta me tomo la barrita, ya que no quería tener la bola de comida al comenzar el último sector de a pie.

Las piernas iban como motos, y empeñadas en seguir manteniendo el mismo ritmo. Parece que la combustión diésel funcionaba perfectamente.

Bici en el Triatlón de Canet

Después de 75km de bici, sólo me quedaba una vuelta. De regreso en el punto de avituallamiento, agarré un trozo de plátano para comerlo en ese instante, y así tomarme el gel energético en los últimos kilómetros. Me parece que sólo había ido a competir para comer y no hacer lo que debía XD.

Llegamos a la T2!!

Durante el circuito de compensación podía hacerme una idea de cómo iban las piernas, y estaban en unas condiciones geniales para correr la media maratón. Parece que escogí un ritmo idóneo para mantenerlo durante 90km y así darlo todo en el último sector.

Transición rápida, ya que accedí descalzo a boxes. Sólo efectué la vuelta de compensación, deposité la bici, me quité el casco y me coloqué las zapatillas. Me quedé sorprendido de las pocas bicis que había en boxes, y en particular las de mi zona que correspondían con las de mi categoría. ¡¡No había casi ninguna!! En ese momento pensé que hasta podía llevar chapa, pero tenía que centrarme en mí mismo y mantener un ritmo óptimo pensando en la marca, y no en el puesto de la categoría.

Iniciamos el último sector de la carrera a pie. Un circuito llano de 3 vueltas.

Carrera a pie en el Triatlón de Canet

Comencé quizás un poco fuerte. La primera vuelta la efectué a un ritmo entre 4:15 y 4:20min/km, ya que me veía muy cómodo durante los primeros 7km.

Apenas estaba perdiendo posiciones, con lo que mi ritmo a nivel general estaba siendo muy bueno.

El calor apretaba cada vez más. El sol ya estaba en lo más alto, y la temperatura rondaba los 25ºC.

Carrera a pie en el Triatlón de Canet

A partir del kilómetro 13 estaba sintiendo los primeros síntomas de agotamiento. Mi ritmo iba bajando progresivamente cada vez que pasaban los kilómetros, pero cuando llegué al kilómetro 17 la carrera se me estaba haciendo muy larga.

Los últimos 4 kilómetros fueron durísimos. Estaba corriendo a un ritmo por encima de 5min/km, y en mi cabeza tenía una memoria fotográfica del circuito que me faltaba para finalizar la carrera. De todos modos, en el último kilómetro apreté todo lo que pude, y así vaciar totalmente mis cartuchos de energía.

Llegué a la alfombra de la linea de meta y crucé la línea de meta!!

Objetivo cumplido!! Un tiempo final de 4h44min!! Un tiempo muy por debajo del objetivo propuesto (5 horas justas).

Finalicé en el puesto 44 de la general y el 3º en la categoría de mi grupo de edad (¡Qué fenómeno!).

Con esta competición cerramos la temporada 2014. Una temporada en la que he vuelto a practicar triatlón después de dos años, y la verdad que he cogido una buena forma física en pocos meses. Ahora toca descansar y olvidarme de los entrenamientos. De este modo, cuando regrese con la pretemporada llegaré motivado para seguir mejorando. Pero yo siempre digo que no hay que obsesionarse con bajar marcas, ya que el fracaso puede llegar a no disfrutar del deporte, y la principal razón por la que hago esto es para desconectar de la rutina y soltar toda la adrenalina acumulada.

Un saludo y a seguir entrenando!!

Agradecimientos a Txema, Fotos Ciclistas y corriendovoy.com por las fotos y el vídeo.