Trail San Lorenzo de El Escorial 2015


Publicado por Daniel Lanza García el 10/5/2015

Atletismo, Trail

Inscripción realizada a principios de año. Objetivo: correr por primera vez un trail de forma oficial.

Nunca había estado por El Escorial, y nada mejor que hacerlo con una prueba deportiva corriendo por la montaña para disfrutar del entorno.

Debido a que dentro de una semana se celebrará La Copa del Rey y Campeonato de España por relevos en Marina D’Or con mi equipo CDE Aguaverde, quise correr este Trail controlando las pulsaciones y pisando con cuidado para no tener ningún percance en el tobillo. Mi límite fue fijado por debajo de 165ppm.

Madrugón ya que la salida era a las 9am. Día caluroso y soleado, con lo que se agradeció una salida temprana. Llevé mi camelback con suficiente agua e higos secos. De este modo, afronté la carrera perfectamente preparado.

Pistoletazo de salida y unos 350 participantes tomaron la salida.

Empezamos en las cercanías del monasterio con un primer tramo llano y cuesta abajo sobre asfalto. Inicio idóneo para los que corren como pollos sin cabeza.

En el kilómetro 2 ya pisé terreno blando y encima cuesta arriba. Fui subiendo muy cómodo y adelantando muchas posiciones. El circuito fue constantemente por sendas perfectamente señalizadas por la organización, con lo que no había pérdida.

Saludando durante la carrera

Fui perfectamente con dos corredores manteniendo un ritmo cómodo hasta el kilómetro 6. De vez en cuando bebía agua de mi camelback, ya que a pesar de ser solo una carrera de 21km, el calor apretaba bastante, con lo que la hidratación era fundamental.

La carrera parecía muy fácil hasta que llegué al kilómetro 8. En este punto fuimos por una senda con curvas de herradura, como diríamos en ciclismo. Mi ritmo de ascenso era muy alto en comparación a la gente que tenía a mi alrededor, con lo que me resultaba en ocasiones difícil adelantar debido a que la senda era muy estrecha. Las pulsaciones fueron constantemente vigiladas ya que rozaban las 165ppm. Finalicé el ascenso en el kilometro 10, donde estaba el primer punto de avituallamiento. Solo ofrecían agua, con lo que no tomé nada ya que llevaba suficiente liquido en la mochila para la carrera. A continuación un tramo suave y con pendiente favorable hasta el kilómetro 12.

¡Y ahí empezó lo más divertido de la carrera! La pendiente era tan alta que se iba mejor andando que corriendo. Miraba a mi alrededor para observar qué hacía la gente, y como estaban también caminando me tranquilicé porque estaba haciendo lo correcto. En ese momento, aproveché para tomar algo sólido comiendo los higos secos.

Estaba apunto de llegar a la cota más alta de la carrera, y en un instante se veía al fondo el pueblo de San Lorenzo de El Escorial. En ese momento me detuve para obtener una instantánea de todo lo que había subido.

Maravillosas vistas

Coroné la cima en el kilómetro 16. Pisé la alfombra para el registro del chip y me encontraba en el puesto 29. Allí se encontraba el segundo puesto de avituallamiento con comida sólida, por lo que me detuve para tomar trozos de plátano y un vaso de Coca-Cola.

Llegando a meta

Lo más duro de la carrera ya había finalizado. Los últimos 5 kilómetros eran de descenso hasta llegar a San Lorenzo de El Escorial. Mi descenso fue tranquilo y con precaución, ya que el camino tenía fuertes pendientes con muchas piedras, y no quise tener ningún percance que pusiese en compromiso a Aguaverde en la Copa de Rey. Fui adelantado por varios corredores, pero cuando faltaban 1,5km el terreno era sobre asfalto. En ese momento pensé, ¡vamos a darle un poco de caña hasta meta! Subí el ritmo de carrera hasta cruzar la meta.

Finalizamos la prueba en el puesto 40. Nada mal para ser un novato en esto del trail.

Llegada a meta

Era la primera vez que participaba en una carrera de montaña, y la verdad que disfruté bastante. Me vi muy fuerte en los tramos de ascenso, y fui muy cauteloso en los descensos para no tener ningún percance. Ahora toca soltar un poco las piernas para dar lo mejor posible la semana que viene en Marina D’Or con el equipo CDE Aguaverde en la Copa del Rey y en el campeonato de España por relevos.

Saludos y a seguir entrenando.