Media Maratón de Kasterlee 2016


Publicado por Daniel Lanza García el 16/11/2016

Atletismo

Otra carrera más que se cuela en el año y esta vez sin establecer ningún objetivo deportivo. Únicamente fue una excusa de viaje y acompañar a Pablo en su media maratón 11/12 del reto #12M12M12P.

El Dream Team de la UC estaba formado por Pelayo, Pablo y yo para correr la media maratón de Kasterlee. Una carrera en una pequeña localidad belga que nos permitiría conocer el interior del país mucho más allá de las grandes ciudades.

Pablo y yo iniciamos la aventura desde Madrid, mientras que Pelayo lo hacía desde Santander. Por tanto, establecimos como punto de encuentro la ciudad de Leuven (Lovaina), ya que Pelayo aprovechaba la visita a un amigo que vivía allí.

Después de haber pasado una jornada de vida turística por Leuven, pusimos rumbo a Kasterlee. Fue un trayecto corto en el que llegamos antes de las 18h, por lo que primero hicimos el check-in del hotel y a continuación, la recogida de los dorsales.

Haciendo el check-in y a por los dorsales

Nos dirigimos hasta el centro del pueblo de Kasterlee donde había una gran carpa blanca. En este sitio se iba a celebrar el evento post-carrera junto con la entrega de premios. Habían colgado los carteles de todos los ganadores de las anteriores ediciones de la maratón, por lo que se respiraba un gran ambiente de atletismo. Además, se veía una gran barra con grifos de cerveza, por lo que prometía un gran final de carrera.

La noche ya había caído, y teníamos que meter algo en el estómago. No había muchas opciones en el pueblo, así que nos metimos en el primer sitio de fritanga para dar envidia a Pelayo (dieta anti-Pelage). Después de cenar, dimos una vuelta rápida por la ciudad y regresamos al hotel. ¡En qué hotel nos quedamos! Nunca había visto que el recepcionista nos acompañase hasta la habitación. Un gran acierto en habernos quedado en este hotel tan familiar.

Preparando las cosas en el hotel

Amaneció en Kasterlee con una ligera llovizna, por tanto el barro estaba garantizado en la carrera. Desayunamos 3 horas antes de la carrera, y para las 9:40 ya estábamos de corto haciendo calentamientos. Hacía mucho frío, así que había que trotar y trotar para que los músculos entrasen en calor lo antes posible.

El Dream Team de la UC antes de la carrera

El grupo de salida ya se estaba formando y la carrera comenzó a las 10am bajo una nube de confetis. ¡Menuda salida tan espectacular! Podían ser así todas las carreras.

Salida bajo una nube de confetis

Saludando a la cámara en la salida

Pablo y yo empezamos juntos durante toda la carrera. Y así iba a ser de principio a fin.

Los primeros kilómetros fueron sobre un tramo de asfalto, pero a partir del kilómetro 2 ya empezamos a meternos por caminos llenos de charcos, barro y arena. Así disfrutábamos de un terreno belga característico de las pruebas de ciclocross.

El pueblo estaba 100% volcado en la prueba. Nos cruzamos con bastantes grupos de música que estaban actuando en vivo, además de toda la gente que animaba en cada cruce. El ambiente era espectacular.

Los kilómetros iban pasando, y Pablo y yo cada vez más tristes de que la carrera estaba terminando.

Llegamos al kilómetro 15, y ahí es donde nos advirtieron que era la parte más dura debido a unos fuertes ascensos. La realidad es que nos asustaron más de lo habitual. No era nada del otro mundo comparado con nuestros terrenos de la tierruca. Se notaba que Bélgica es un país bastante plano.

Ya estábamos llegando a la línea de meta que estaba justo en el centro de Kasterlee, y ambos con una sonrisa de oreja a oreja.

Llegada a meta

Después de habernos recuperado en el avituallamiento, nos encontramos con Pelayo para comunicarnos que ganó la carrera en el sprint. ¡Menudo fiera! El reto de #12M12M12P de Pablo va a a ser conocido por las victorias de Pelayo. Después de las felicitaciones, nos cambiamos rápidamente de ropa para pegarnos una ducha caliente en el hotel.

Una vez cambiados de ropa, nos unimos a la gran fiesta belga de Kasterlee, donde cada participante tenía derecho a una ración de pasta y a una deliciosa cerveza local. Entre la multitud, Pelayo recibió el primer premio y fue felicitado por muchos participantes.

Ambiente en la post-carrera

Recuperando fuerzas

Con el gran campeón Pelayo

El viaje llegó a su fin y aproveché para hacer un pequeño tour belga de 4 días por las ciudades de Leuven, Kasterlee, Ghent y Bruselas.

¡Todo un lujo haber acompañado a Pablo en su reto #12M12M12P con el acompañamiento de Pelayo! El Dream Team de la UC en pleno esplendor.

Ahora a por la siguiente. ¿Cuál será? Quizás la San Silvestre de Santander.

Videos y fotografías tomadas de rtv.be y chronorace.be.

Hasta la próxima.